This message is only visible to admins.

Problem displaying Facebook posts. Backup cache in use.
Click to show error

Error: Error validating access token: The session has been invalidated because the user changed their password or Facebook has changed the session for security reasons.
Type: OAuthException
Solution: See here for how to solve this error

4 weeks ago

Amyn Dahya

¿Qué significa realmente la palabra "Gracias"...?
Cuando tenía cinco años, mi familia vivía en un humilde apartamento en Mombasa, en circunstancias económicas muy difíciles. Siendo una comunidad multirreligiosa y cosmopolita, celebrábamos las fiestas religiosas de todas las grandes religiones, independientemente de la fe que fuera. Un día, cuando era la fiesta musulmana del Eid, le pedí a mi madre que preparara mi biryani de cordero favorito para nuestro almuerzo de celebración. Ella me dijo muchos años después, que mi insistencia en comer biryani ese día fue el momento más doloroso de su vida, porque no tenía dinero para comprar la carne. Mi padre estaba lejos en ese momento, ayudando a su padre a comprar algodón a los agricultores de los bosques de Tanzania, muy lejos. Mi madre se quedó sola para ayudarnos, con escasas provisiones. Le rezó a Dios esa mañana por un milagro que le permitiera alimentarnos con nuestro plato favorito en este día de celebración. También rezó para que otras madres que sufrían su situación fueran bendecidas con lo mismo.
Como todos los días, fui a la casa de nuestro vecino para jugar ese día. Tenía una relación muy cercana con su familia, especialmente con su patriarca, un anciano cálido y cariñoso que recuerdo con cariño - bendita sea su alma. Me dio cinco chelines por el Eid, que era mucho dinero en aquellos días, y corrí a casa con emoción para dárselo a mi madre. Ella rompió en lágrimas de gratitud. Sus plegarias fueron respondidas y con todo el amor de su corazón, nos sirvió el más delicioso biryani ese día. Hizo una promesa a Dios de alimentar a los menos afortunados en cada día de celebración religiosa, y lo hace con diligencia hasta hoy, a la edad de 85 años.
Mis queridos amigos, la palabra "gracias" por sí sola es superficial y significa muy poco. Cualquiera puede decir gracias. Sin embargo, cuando va acompañada de una profunda gratitud que emana del alma, se convierte en una oración con un profundo significado. Hacer lo que hace mi madre, alimentar a los menos afortunados después de haber sido tocada por verdadera gratitud hace unos 55 años, da pleno significado a "gracias", desde mi perspectiva. Mis queridos amigos, tomemos el tiempo cada día para reflexionar sobre nuestra buena fortuna, expresar gratitud desde el alma, y hacer algo sostenible para devolver, para fluir con el río de la abundancia...
©Amyn Dahya
Una humilde petición: Si desean seguir recibiendo nuestros mensajes semanales, por favor abran nuestra página y hagan clic en "LIKE/ME GUSTA" o "FOLLOW/SEGUIR". Bendecidos sean y gracias por ser parte de anclar la felicidad...
#gratitud #espiritualidad #fe #atención #oración #Dios #agradecimiento #meditación...
... See MoreSee Less

View on Facebook

1 month ago

Amyn Dahya

Wading out of financial marshes…

As I follow the economic situation globally, including the stock markets, that are delivering roller coaster rides with more disappointments than elations, it brings to mind an unforgettable experience I had in the mid 1990’s, when we lived in the USA.

I was introduced at a business meeting to a bright, young, forty-year-old man, Charlie, who was six feet tall, fair skinned with blond hair, smartly dressed in a yellow shirt, khaki chinos and a blue blazer with golden buttons. He had a solid, professional presence. As we got to know each other in the coming weeks, I admired how he loved every moment of his life, living it to the fullest. He drove around in a red, 1960 convertible MG and smiled at strangers as if he had known them all his life. What a remarkable young man!

He lived in a countryside ranch, which he had inherited from his grandfather. Being passionate about nature, he took great care to build a beautiful botanical garden and bird sanctuary around the old, estate mansion. In many ways, I viewed him as a character out of a fairy tale.

One day, I called his home and the phone was answered by the Bailiff. I was shocked to learn that Charlie had lost the ranch and all his assets to gambling. He began with losses, and kept betting more and more to recover. Each time, he sank deeper and deeper into the quicksand, which finally engulfed him completely. It was a truly sad ending to a story, which I was sure had the wings to soar above all the highest mountains of the world. I never saw or heard from Charlie again and whenever I think of him, I say a prayer that he be well, happy and wiser, wherever he may be; assuming of course that he is still alive.

My dear friends, most of us will struggle to recover economically from the COVID quicksand. Sometimes, you may be tempted to take excessive risks to recover quickly, but should you arrive at such a crossroad, please do remember Charlie. Betting the farm is never a good option because when one’s last assets are gone, the world turns into a marsh that is extremely difficult to wade out of. Caution, patience and wisdom are golden words to put into our compasses today. With hope and faith, we all have a way forward to safer shores…
©Amyn Dahya
Have a blessed week ahead my dear friends, graced with much peace and happiness...

A polite notice: Should you wish to continue receiving our weekly posts, please open our page and click “Like”. Stay blessed and thank you for being part of anchoring happiness…

#finance #stockmarkets #gambling #mindfulness #wisdom #patience #risk #greed
... See MoreSee Less

View on Facebook

1 month ago

Amyn Dahya

¿Puede el amor impulsar la sincronicidad...?

Hace muchos años, mi esposa Karima y yo nos reunimos con José Luis, el gerente general de un club de golf en Las Palmas, para discutir sus problemas de tratamiento de agua. A la hora del almuerzo, José nos recomendó que probáramos su filete insignia, preparado con una salsa roja de mojo local. Estaba absolutamente delicioso.

Mientras yo cortaba el filete, rociando salsa de limón y chile antes de saborear lentamente cada bocado, le dijo a Karima que le recordaba a su mejor amigo Karim, de Kenia, cuyo manierismo en la comida era exactamente igual al mío. Nos contó que Karim y él eran como hermanos, que habían asistido juntos a un internado y a la universidad en Londres. Varios años después de la graduación, José y su prometida Marta, decidieron volver a España. El día de su partida, Karim debía ayudar a transportarlos a ellos y sus pertenencias al puerto de embarque, en una furgoneta de alquiler. Nunca se presentó...

José y Marta estaban convencidos de que algo terrible le había sucedido a Karim, porque era una persona muy confiable. No presentarse sólo significaba una cosa: o bien se había visto envuelto en un gran accidente o había sufrido una grave catástrofe de algún tipo. Después de llegar a España, intentaron repetidamente llamar al teléfono de casa de Karim, pero estaba desconectado. No había teléfonos móviles en esos días. Todas las numerosas cartas de José fueron devueltas sin abrir. Estaba convencido de que Karim había fallecido, y lamentó la pérdida de su mejor amigo durante cuarenta años.

Después del almuerzo, tomamos todos los detalles de Karim de José, y procedimos a investigar agresivamente su paradero a través de nuestra red de amigos y tíos y tías mayores, que habían vivido en Kenia en ese momento, y por casualidad tal vez conocían a su familia. Nos enteramos por un pajarito, que estaba vivo y se había jubilado en Luxemburgo. Un mes más tarde, nos reunimos con José y Marta en un restaurante indio de Londres. Después de cenar, le comunicamos a José que teníamos un regalo sorpresa para él, y le entregamos un sobre con los datos de contacto de Karim. Se quebró y sollozó profusamente, y luego se excusó para salir y digerir este gran, pero muy bienvenido choque. La semana siguiente, José y Karim se reunieron en Luxemburgo, tristemente en un momento en el que Karim estaba muriendo de cáncer en fase tres. Los dos mejores amigos tuvieron la oportunidad de pasar unos breves momentos de calidad juntos, antes de que Karim falleciera pacíficamente...

Todos estábamos asombrados por la perfecta sincronía con la que se desarrolló todo después de nuestro encuentro inicial con José, que era un completo desconocido para nosotros en ese momento. Su amor por Karim era tan poderoso que desató una serie de eventos imparables que unieron a los dos mejores amigos justo antes de su despedida final... Sí, yo por mi parte creo que el amor tiene el poder de invocar e impulsar la sincronicidad...
©Amyn Dahya

Tengan una semana bendecida por delante, mis queridos amigos, llena de felicidad y plenitud.

Una humilde petición: Si desean continuar recibiendo nuestros mensajes semanales, por favor abran nuestra página y hagan clic en "LIKE" o "FOLLOW". Benditos sean y gracias por ser parte de anclar la felicidad.

#Amor #sincronicidad #amistad #cáncer #destino #poder #espiritualidad #atención #suerte #destino #serendipia
... See MoreSee Less

View on Facebook

2 months ago

Amyn Dahya

Los milagros ocurren...

Me he abstenido hasta ahora de compartir una milagrosa experiencia personal que casi roza lo increíble, pero ver lo que está ocurriendo en nuestro mundo con COVID 19, me obliga a compartirla.

Ocurrió en 1970. Dos años antes, mis padres habían invertido los ahorros de toda su vida en una granja situada a unos veinticinco kilómetros de Mombasa, en la que cultivábamos tomates y hortalizas para los hoteles turísticos locales. Ese año, habíamos plantado nuestros cultivos a tiempo y esperábamos las lluvias, que no llegaron, dejando a toda la comunidad agrícola local en una gran angustia. Nos dirigíamos hacia una sequía. Para nosotros, la pérdida de las cosechas significaba la bancarrota, ya que no teníamos el poder de permanencia financiera que tenían algunos de nuestros vecinos más establecidos.

Cuando nuestras plántulas de tomate comenzaron a caer en picado, lo que sugería la inminente pérdida de la cosecha, recuerdo que mi madre nos pidió a mi padre, a mi hermano y a mí que nos uniéramos a ella en la oración esa noche porque decía que necesitábamos absolutamente un milagro para salvarnos; y la oración era el único camino. Cuando nos sentamos juntos, nos recordó que esta oración debía ser tomada muy en serio y que cada uno de nosotros debía comprometer su corazón y su alma completamente. Nos recordó que rogáramos directamente a nuestro Creador que nos ayudara con toda seriedad. Nos sentamos en profunda oración durante más de una hora, centrándonos en una sola cosa... la bendición de la lluvia.

El cielo se abrió para nosotros esa noche, lloviendo abundantemente en nuestra granja. Estábamos eufóricos y profundamente agradecidos. A la mañana siguiente, de camino al pueblo, mi padre se detuvo para felicitar a un vecino por la bendición de la lluvia, cuya granja estaba situada a unos 2 km de la nuestra. Nos miró con sorpresa y preguntó si era una broma pesada. Su tierra estaba seca, como la nuestra el día anterior.

Ese año, tuvimos una cosecha abundante, ya que nuestra granja era una de las pocas de productores clave, lo que nos dio nuestra tan necesaria estabilidad financiera. Aprendí que la oración tiene el poder de desafiar todas las probabilidades y he recurrido a esta fuerza toda mi vida, con humildad y gratitud. Por lo tanto, les insto a todos ustedes, mis queridos amigos, a dedicar tiempo para la oración enfocada por la humanidad en este difícil período, buscando seguridad, curación, y un rápido fin a la crisis de COVID. Recemos por nuestras comunidades por la unidad, la compasión y el cumplimiento de todos los procedimientos de seguridad; por la protección de nuestros valientes y dedicados trabajadores sanitarios; y por el alivio económico para los afligidos financieramente. Hay tanto por lo que rezar... hagamos que sea una prioridad ofrecer este servicio espiritual de amor hacia nuestros semejantes, ya que es tan desesperadamente necesario hoy en día...
©Amyn Dahya
Tengan una semana bendecida por delante, mis queridos amigos, agraciada con fuerza, coraje, seguridad y sanación.

Un aviso humilde: Si desean continuar recibiendo nuestros mensajes semanales, por favor abran nuestra página y hagan clic en "LIKE" o “FOLLOW”. Benditos sean y gracias por ser parte del anclaje de la felicidad...

#Fe # espiritualidad # meditación # oración # poder de la oración # gratitud # bendiciones # COVID # coronavirus.
... See MoreSee Less

View on Facebook

2 months ago

Amyn Dahya

Miracles do happen…

I have refrained thus far from sharing a miraculous personal experience which almost borders on the unbelievable side but seeing what is happening in our world with COVID 19, compels me to share it.

It happened in 1970. Two years prior, my parents had invested their life savings in a farm located some twenty-five kilometres from Mombasa, where we grew tomatoes and market garden vegetables for the local tourist hotels. That year, we had planted our crops in time and awaited the rains, which failed to come, leaving all the local farming community in great distress. We were headed for a drought. For us, crop failure meant bankruptcy, as we did not have the financial staying power that some of our more established neighbours did.

When our tomato seedlings began to droop steeply, suggesting imminent crop failure, I recall my mother asking my father, brother, and I to join her in prayer that evening because she said we absolutely needed a miracle to save us; and prayer was the only way. When we sat down together, she reminded us that this prayer was to be taken very seriously where each one of us was required to engage our hearts and souls fully. She reminded us to directly plead with our Creator for help in complete earnest. We sat in deep prayer for over an hour, focusing on one thing alone…the blessing of rain.

The sky opened up for us that night, showering heavy rain onto our farm in abundance. We were elated and deeply grateful. The next morning, on our way to town, my father stopped to congratulate a neighbour for the blessing of rain, whose farm was located some 2 km from ours. He looked at us with shock and asked if that was a sick joke? His land was bone dry, like ours was the day before.

That year, we had a bumper crop, as our farm was one of a handful of key producers, giving us our much-needed financial stability. I had learned that prayer has the power to defy all odds and have drawn upon this strength my entire life, with humility and gratitude. Therefore, I urge you all, my dear friends, to dedicate time for focused prayer for humanity in this difficult period, seeking safety, healing, and a swift end to the COVID crisis. Let us pray for our communities for unity, compassion, and compliance with all the safety procedures; for protection of our brave and dedicated health care workers; and for economic relief for those afflicted financially. There is so much for us to pray for…let us make it a priority to offer this spiritual service of love towards our fellow beings, for it is so desperately needed today…
©Amyn Dahya
Have a blessed week ahead my dear friends, graced with strength, courage, safety and healing.

A polite notice: Should you wish to continue receiving our weekly posts, please open our page and click “Like”. Stay blessed and thank you for being part of anchoring happiness…

#faith #spirituality #meditation #prayer #powerofprayer #gratitude #blessings #COVID #Coronavirus
... See MoreSee Less

View on Facebook
0
Translate »